Poblano se une a caravana migrante, busca una mejor vida en Monterrey

NUEVO LEÓN.- Felipe González tiene 33 años y dice ser mexicano, sin embargo viajó por 17 días con la caravana migrante que llegó a Monterrey el pasado lunes, para buscar un mejor futuro en el norte del país.

De acuerdo con información del Sistema Estatal de Radio y Televisión de Nuevo León, se informó que el hombre viaja acompañado por su pareja, una hondureña indocumentada de 32 años, y los dos hijos ésta.

El originario de Tehuacán, Puebla, platica que desde hace dos años conoció a Belkis en Chiapas y se enamoraron. Aunque él no es el padre de los menores de tres y seis años, asegura que lo único que quiere es trabajar y brindarle una vida mejor a su familia.

Agradeciendo por haber sobrevivido, detalló que la travesía que vivieron al incorporarse a la caravana en Tapachula, Chiapas, fue dura, pues aguantaron las inclemencias del tiempo. Comentó que en cada estado les daban albergue.

«En Matías Romero no ahí sí no, hay gente muy mala ahí porque nos dejaron en un campo a la intemperie y llovió ese día, incluso se me enfermó mi niño ahí, el menor”, recordó.

Allá es frontera con Guatemala y no se gana muy bien y te discriminan mucho y el trabajo no es muy bueno, te pagan 150 al día, entonces para mí con familia no es mucho dinero, mientras que aquí yo con mis oficios sí gano muy bien, por lo menos estoy ganando 500 pesos al día.
 Felipe González

Felipe González se califica como “mil usos”, pues dice sabe cómo instalar tablaroca, lámina, trabaja en la obra blanca, obra negra y es chofer. Agregó que su destino siempre fue llegar a Monterrey y no a Estados Unidos, pues actualmente las fronteras son muy peligrosas.

En esta caravana, menciona, viajaban alrededor de cinco mil personas que vienen huyendo de Centroamérica por las malas condiciones en que viven, pero lamentablemente, dice con tristeza, muchos se quedan en el camino por accidentes que sufren.

Ahora que ya se instalarán en Monterrey, lo que sigue para Felipe y su familia es obtener un permiso temporal para su pareja y los niños, en lo que hacen los preparativos para casarse y así su familia pueda arreglar su estatus migratorio.

Agencias

Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.