Estado perdonó a autor del fraude

737

Aunque la información permaneció oculta durante meses debido a que fue declarada como “reservada” por parte de la Contraloría estatal, los detalles del fraude de $29 millones de pesos por la supuesta compra de 200,000 cobertores eran conocidos por el gobierno estatal, la Fiscalía Anticorrupción y la Procuraduría de Nuevo León.

Pese a ello, emitieron sanciones “irrisorias” contra los involucrados, y algunos aun continúan trabajando para la administración de Jaime Rodríguez Calderón, entre ellos el principal responsable del fraude.

Se trata de Gonzalo Padilla Orozco, quien permanece como director de Adquisiciones, con un sueldo de $90,000 pesos mensuales. Este funcionario fue quien ordenó la compra y sólo fue castigado con una multa de $244,000 pesos.

La investigación de la Contraloría fue entregada el 8 de agosto de 2016 por su titular, Nora Elia Cantú, pero sus detalles no se dieron a conocer públicamente hasta el pasado 21 de abril, cuando fue obtenida por medio de una solicitud de transparencia por parte de la diputada Gloria Treviño.

No obstante, los hechos sí eran conocidos por el gobernador Rodríguez Calderón, así como por el fiscal Anticorrupción, Ernesto Canales, y el entonces procurador de Justicia del estado, Roberto Flores, quienes pese a las pruebas sólo emitieron sanciones económicas, pero no penales.

 

 

Con información de: El Horizonte

Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.