Embarazo adolescente, problema sin solucionar en NL

Monterrey.-  Aunque el embarazo adolescente va a la baja en Nuevo León, México sigue siendo el país número uno en embarazos adolescentes en la OCDE.

Pese a que Nuevo León registró entre 2015 y 2016 una reducción del 2.3 por ciento en los casos, el organismo Save the Children asegura que en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, México sobresale con un promedio de medio millón de embarazos adolescentes.

Durante 2016, en Nuevo León resultaron embarazadas una niña de 11 años, dos de 12 años, 28 de trece años y 204 de catorce años.

Para Martha Rivera, quien se embarazó a los 17 años, en estos casos hay una evidente responsabilidad de los padres.

«Los papás no están acostumbrados a hablar de la sexualidad con su hijo o hija. Ese tema es como tabú, no se habla. Sí hay información, pero los que principalmente deberían de dártela no te la dan», dijo.

Para ella, el cargar con una responsabilidad tan grande a temprana edad, atrofia la educación, cierra las posibilidades de empleo y por lo tanto crea o perpetúa el ciclo de pobreza.

Sin embargo, el reducir estas cifras es mucho más complejo de lo que aparenta.

Según estadísticas del Consejo Nacional de Población, la mitad de las mujeres embarazadas entre los 15 y 19 años, aseguraron haber planeado junto a su pareja tener un bebé. Aparte de los abusos sexuales, la necesidad de amor, la idealización del papel de madre y hasta la misma rebeldía hacia los padres, constituyen motivos para tener hijos a temprana edad.

Según el más reciente informe internacional de Save the Children, una menor embarazada tiene «dos veces más probabilidades de morir por complicaciones en el embarazo o parto, que las mujeresadultas», por lo que la situación se considera un problema de salud pública.

El dato alarmante es que entre 2006 y 2014 se han registrado más de 100 mil partos de menores de 14 años, relacionados con abuso o violencia sexual.

Afortunadamente, hay mujeres que han salido adelante, aun y cuando el padre de sus hijos no se haya hecho responsable.

Así lo reconoce Ana Elena Cantú Torres, directora del Centro de Ayuda para la Mujer Latinoamericana, A.C.

«Unas mujeres entregadas, luchadoras, salen adelante con su hijo, salen adelante en la sociedad. Porque han sacado hombres y mujeres de bien. Un reconocimiento a ellas porque han luchado y han batallado solas. Pero han salido adelante con ese hijo», dijo Cantú Torres.

 

 

Fuente: ABC

Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.