Comercio ilegal en Nuevo León queda al descubierto

737

Monterrey.– Mujeres, hombres y niños caminan en la calle Colegio Civil, observan y consumen lo que el comercio informal oferta en la vía pública. Sin embargo, sin saberlo, contribuyen a fortalecer la mafia y corrupción que impera en el ambulantaje del Centro de la ciudad.

«El Monstruo Informal: La Red Ambulante», un documental regio que fue realizado en el 2016 y que exhibe la corrupción que hasta la fecha reina en Monterrey, ganó el jueves pasado un premio en la cuarta edición del festival Rome Web Awards, el cual se organiza cada año en Roma, Italia.

El realizador de la obra, Antonio Guajardo, obtuvo el premio a Mejor Director de entre 300 proyectos de 20 países participantes en el festival.

En el documental, especialistas y una persona encubierta apuntan a la misma teoría: si el comercio ilegal ha prevalecido en el Centro de Monterrey es porque existe colusión entre los gobiernos y la delincuencia organizada que maneja los negocios.

Además, refleja el día a día de los puesteros en el Centro y exhibe la corrupción que hay entre autoridades municipales, estatales, federales, sindicatos y la delincuencia organizada.

«Cuando compro productos a una persona, sí le estoy dando dinero, pero también estoy dando dinero para comprar armas», afirmó «Camo» un hombre cuyo rostro y voz fueron protegidos por seguridad.

Dos son los principales problemas que deja la mafia del comercio informal en Monterrey, coincidieron Gilberto Marcos, el arquitecto Javier de la Fuente y la coordinadora del Laboratorio de Ciudad, Indira Kempis: el secuestro al espacio público y el daño a la economía local.

A decir de uno de los entrevistados, antes que la delincuencia organizada alcanzara al comercio ambulante, era la PGR la que controlaba a los informales y les cobraba para no retirarlos de sus puestos.

Marcos acusó que esta red de corrupción y cobro de piso que sufren los oferentes es resultado del rebase de la delincuencia sobre los gobiernos, que les impide a éstos ejercer autoridad.

«Tenemos un alcalde (Adrián de la Garza) que fue Procurador seis años, que le entre con valor porque si como él dice no está buscando la reelección, con mayor razón, entrarle con valor», aseguró.

Para Antonio Guajardo, director de «El Monstruo Informal», la obra le permitió darse cuenta de la profundidad de la corrupción que prevalece en la ciudad.

«El problema está tan enraizado tanto en la sociedad como en el Gobierno, la delincuencia está tan enraizada, la persona que entrevistamos dijo ´tú vas a sacar esto y no va a pasar nada´ porque el problema está tan al fondo que no se puede con él», señaló.

Pese a ello, se dijo satisfecho de poder señalar el hecho al resto de la sociedad. «La satisfacción de denunciar, de decir, ahí está un problema y tratar de rascarle lo más que se pueda me hace sentir satisfecho de contar a la ciudadanía de que a pesar de que ha estado ahí toda la vida, no quiere decir que esté bien», dijo.

Apenas en diciembre el alcalde de Monterrey, Adrián de la Garza, exigió apoyo al Estado y la Federación para contener la propagación del comercio informal en el Centro de la ciudad.

«Obviamente, el Municipio regula la parte del espacio, del piso; sin embargo, este tipo de comercio conlleva otro tipo de regulación como federales y estatales. Es muy importante que en los tres órdenes de Gobierno podamos atacar esta parte», dijo a finales de diciembre.

Autoridades estiman que en el Centro de Monterrey hay registro de 260 comercios informales. Durante 2016, el Gobierno de Monterrey realizó tres operativos para retirar puesteros de calles del Centro y en lo que va del 2017 se tiene registro de uno más. En todos los casos, los comerciantes han vuelto a sus puestos uno o dos días después.

 

 

Con información de: ABC

Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.