Doble ataque explosivo en Somalia: 18 muertos

738

Mogadiscio, capital de Somalia, fue sacudida ayer por un doble ataque con coche bomba, que dejó al menos 18 personas muertas y más de 30 heridos hasta ahora, y que fue perpetrado poco antes de una reunión clave entre el gobierno federal y los representantes de los estados del país.

Los primeros reportes sobre el doble ataque indican que un vehículo lleno de explosivos fue detonado frente al hotel Nasa Hablod, ubicado a pocos metros del fuertemente custodiado palacio presidencial de Villa Somalia, en el corazón de la ciudad.

En ese hotel estaba prevista una reunión que sostendría este sábado el presidente somalí Mohamed Abdullahi Farmajo con representantes estatales, un encuentro que estaba programado cerca del edifico del Parlamento, pero que fue cambiado de sede debido a un anterior ataque explosivo.

Un segundo coche bomba estalló minutos después del primero, en la misma área donde estaban las ambulancias que evacuarían a los heridos, y según testigos, después de las dos explosiones se registró un intenso tiroteo, que la policía no ha confirmado.

De acuerdo con el balance de víctimas preliminar, por lo menos 18 personas perdieron la vida, entre ellos un oficial de policía y un exlegislador, y que otras 30 resultaron heridas, pero la policía reconoció que las cifras podrían ser mayores.

El sitio web de noticias somalí Garowe informó que de inmediato los militantes del grupo islamista Al Shabaah, vinculado a la red extremista Al-Qaeda, asumieron la responsabilidad del doble ataque con coche bomba.

Entre los muertos se encontraban un coronel de la policía y un exexlegislador, así como dos de los cinco atacantes, dijo el capitán Mohamed Hussein a The Associated Press vía telefónica desde el lugar.

Hussein agregó que efectivos de seguridad combatían a los extremistas que se atrincheraron en el último piso del hotel Nasa-Hablod, que queda cerca del palacio presidencial y es frecuentado por políticos y otros integrantes de la élite de Mogadiscio. Por la noche, los atacantes lanzaron granadas y cortaron la electricidad del edificio.

Las explosiones ocurrieron dos semanas después de que más de 350 personas murieran al estallar un camión bomba en una calle congestionada de la capital, el peor ataque en la historia del país.

Al Shahab, el grupo extremista islámico más mortífero en África, se apresuró a tomar responsabilidad por el hecho y dijo que sus combatientes estaban dentro del hotel. Al caer la noche, se pudo escuchar tiros esporádicamente, mientras los soldados respondían.

Fuente: Notimex

 

Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.