Dan luz verde a policías ‘cazailegales’; hay preocupación en el Valle de Texas

802

La Cámara de Representantes de Texas aprobó ayer una estricta prohibición de las ‘‘ ciudades santuario ’’, dándole mayor poder a la policía para aplicar las leyes federales de inmigración a cualquier detenido, al tiempo que amenaza con enviar a la cárcel a los jefes policiales que se nieguen a hacerlo.

Con este veto , los departamentos de Policía y Sheriff locales, incluyendo las corporaciones del Valle de Texas, están autorizados a preguntar sobre el estatus migratorio a toda persona que haya sido detenida por cualquier motivo, incluyendo las rutinarias paradas de tráfico.

Después de más de 16 horas de debate, que provocó lágrimas en algunos legisladores, la Cámara de Representantes otorgó la madrugada del jueves una aprobación preliminar a la iniciativa SB 4 con una votación de 94 a favor con 53 en contra.

Con esa enmienda Texas adoptará un estatuto similar a la previsión de la controvertida ley de Arizona SB1070, que es conocida como “muéstrame tus papeles”, al autorizar a los policías el poder cuestionar sobre el estatus migratorio.

La SB4 tiene como objetivo prohibir que los gobiernos locales adopten políticas consideradas ‘‘santuario’’ para los inmigrantes indocumentados, al impedirles el negarse a acatar las leyes federales de migración.

Los gobiernos locales y los departamentos de policía que se nieguen a acatar las leyes federales de migración podrían dejar de recibir millones de dólares en fondos públicos y enfrentar multas y otras sanciones.

Una entidad que incumpla la ley podría estar sujeta a una penalidad civil de 1,500 dólares por una primera infracción y de 25,500 dólares por cualquier reincidencia.

El término ‘‘ ciudades santuario ’’ no tiene una definición legal, pero el proyecto de ley es necesario ‘‘para mantener seguro al público y retirar a la gente mala de las calles’’, dijo su patrocinador en la cámara baja, el representante republicano Charlie Geren.

Avizoran temor de migrantes y daños a economía

>Los opositores a la prohibición de las ‘‘ ciudades santuario ’’, entre ellos muchos jefes de policía y dirigentes empresariales, están preocupados de que la medida perjudique a la economía y amplíe el temor en los inmigrantes, tanto legales como indocumentados, lesionando las relaciones con la policía local y haciendo a las comunidades menos seguras.

>Los jefes de policía de algunas de las ciudades más grandes de Texas, incluyendo Houston, San Antonio y Austin, se han opuesto a la legislación.

El proyecto original de la cámara baja de Texas permitía a los agentes averiguar sobre el estatus migratorio de una persona solamente si era arrestada. Una versión aprobada por el Senado en marzo iba más allá al autorizar esa averiguación en caso de cualquier detención.

Con información de: El Mañana

Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.